Usará fondos de CDBG para maquinaria pesada comprada para unidad de demolición en Paterson

Paterson, NJ.-La maquinaria pesada que fuera comprada a principios de año para la unidad de demolición por parte de la administración del Alcalde Andre Sayegh será mantenida realizando trabajos en la Ciudad, ya que la misma fe adquirida para que derribara edificios dañados por el fuego.

En este sentido, los funcionarios municipales habían comprado el equipo utilizando $731,000 en fondos de subsidios federales. Sin embargo, los funcionarios federales dijeron a la ciudad, momentos antes de que se diera a conocer el equipo mediante una conferencia de prensa, que los fondos de la Subvención del Bloque de Desarrollo Comunitario (CDBG) no podían ser usados para comprar maquinaria pesada.

Sobre la base de mantener en funcionamiento esta unidad de demoliciones y bajo un plan de financiamiento revisado, el cual cuenta con las bendiciones del Gobierno Federal, la Ciudad arrendará y comprará el equipo utilizando los fondos de CDBG durante varios años.

Para los fines, los funcionarios municipales recibieron un contrato para comprar una excavadora hidráulica Komatsu PC290LC-11 de F&M Equipment, también conocida como Komatsu Northeast, de South Plainfield, por $333,100. En virtud del contrato de arrendamiento-compra, el cual se pagará durante un período de cinco años. Para esto, el Ayuntamiento tiene que pagar un interés del 3.25 por ciento, equivalente a $22,000, lo que eleva el costo total de la excavadora a $355,065, según detalles que se encuentran en los registros municipales.

Por otro lado, los funcionarios municipales también otorgaron un segundo contrato para comprar un semirremolque Mack P164T 2020, un camión Mack964 GR64B 2019 y un remolque Lowboy Fontaine Mag55h 2019 de Grande Truck Center / Bruckner Truck Sales Inc. de San Antonio, Texas, por $469,310. El principal es de $403,895 y el interés sobre el contrato de arrendamiento de siete años es de $65,415, según podemos encontrar en los registros municipales.

En este sentido, si hacemos un consolidado de los equipos que está adquiriendo la Ciudad, podemos notar que se está gastando $824,375 en lo que respecta a las maquinarias y equipos indicados. Este se complementan con los mismos equipos que fueron adquiridos a principios de año, lo único es que para el caso en cuestión, se trata de una transacción bajo un acuerdo diferente.

Al respecto, el Jefe de Bomberos, Brian McDermott, indicó que le habría costado a la Ciudad más de $60,000 devolver el equipo. Es importante destacar, que el departamento de bomberos encabeza el esfuerzo en conjunto con el Departamento de Obras Públicas (DPW) para esto fines relacionados con la demolición de las edificaciones destruidas por incendios.

Ante una reunión del Concejo Municipal a principios de mes el Jefe de bomberos manifestó la gran importancia de estos equipos y como serán utilizados para los propósitos que han sido adquiridos. “Vamos a darle un buen uso”, dijo McDermott.

Estos equipos serán guardados en una estación de bomberos y serán utilizados por empleados de Obras Públicas capacitados y con licencia. La demolición de estructuras dañadas por el fuego mejorará la calidad de vida en los vecindarios y evitará futuros incendios en los mismos edificios. En muchos casos, los incendios que comienzan en edificios vacíos se extienden a estructuras cercanas que desplazan a las familias.

El Presidente del Comité de Desarrollo Comunitario, Concejal William McKoy, fue enfático en sus aseveraciones. “Es una decisión inteligente dado que no pudimos comprar el equipo por completo. Esto le permite a la ciudad ahorrar una enorme cantidad de dinero y moverse rápidamente para demoler estructuras que no son seguras”, dijo McKoy.

El Concejal McKoy se fundamenta en que la Ciudad se podría ahorrar hasta $200,000 por año con el programa de demolición interno, debido a que los contratistas a menudo cobran un precio más alto cuando se les contrata para las demoliciones de emergencia, ya sea después de un incendio o en los casos en que suceden derrumbes de un edificio.

La idea de un programa interno de demolición se propuso hace dos años, pero reunir fondos para comprar los equipos fue difícil. Inicialmente, los funcionarios municipales pensaron que un Préstamo Estatal de demolición se podría usar para comprarlos, pero estaban equivocados, lo que obligó a que el programa se archivara en febrero de 2018.

Más adelante, al siguiente mes, la Ciudad asignó fondos de los subsidios federales para realizar la comprar de los equipos y darle curso a la unidad que funcionará para las demoliciones dentro del programa interno de demolición.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *