Bajan tiroteos áreas alto riesgo después Toque de Queda

Paterson, NJ.- Después de haberse cumplido un año con respecto a la creación de los denominados Toque de Queda a los negocios en las áreas de alto riesgos de la ciudad, los cuales obligaran a que los establecimientos de venta de pollos frito y a los de expendios de licores tengan que cerrar a la medianoche; se ha podido notar que el número de personas heridas en los tiroteos en estas zonas ha bajado en un 79 por ciento.

Los tiroteos no mortales pasaron de 42 a 9. Sin embargo, esa notable caída en el primer año de la Ordenanza Municipal no pudo sostenerse debido a que hubo 23 tiroteos no mortales en el segundo año de los indicados Toque de Queda de los negocios; es decir, desde el 1 de septiembre de 2015 hasta el 31 de agosto de 2016, según las estadísticas policiales.

Respecto a los disparos no mortales en las áreas de alto riesgo, aún mantenía tiroteos no mortales por casi el 50 por ciento desde antes de la aprobación de dicha ordenanza. Por su parte el concejal del 6º Barrio, Andre Sayegh, principal defensor de la ordenanza que dedica su acción al control de los lugares calientes, como se les conoce además, calificó la ley como eficaz para reducir el crimen y pidió su expansión.

«Me anima que la ordenanza sea efectiva. El delito no siempre es estadístico. Es un sentimiento. Usted puede dar estadísticas de la gente todos los días, pero si no se sienten seguros donde están son irrelevantes «, dijo Sayegh.

Los propietarios de negocios y los clientes se sienten seguros en un tramo de la calle principal que fue designado como zona de toque de queda de negocios, dijo. “Cuando hablas con los barberos, cuando hablas con los dueños de los restaurantes lo sienten. Como resultado, el comercio ha mejorado en el área”, dijo Sayegh.

La ordenanza también resultó en grandes caídas en las denuncias de pandillas y drogas en las 15 zonas designadas. Al respecto del caso en cuestión, en agosto de 2014, antes de la nueva ley, habían reportadas 58 quejas. Ese número cayó a 36 en agosto de 2015 y por ese mismo concepto bajó aún más, registrando sólo 22 en agosto de 2016.

Las quejas de ruido de las áreas de toque de queda disminuyeron significativamente, pero se recuperaron en el segundo año de la ordenanza.

“Funciona para la ciudad de Paterson”, fue la forma en la que se expresó el capitán de la policía Richard Reyes. Las reducciones en las áreas de alta criminalidad no están causando aumentos en otras partes de la ciudad, indicó.

Hubo un descenso general de la ciudad en tiroteos no mortales, dijo Reyes. Sobre este aspecto manifestó que sí hubo desplazamiento, ya que el número se habría mantenido estable o aumentado. “Yo vigilaba cuidadosamente el desplazamiento”, externó Reyes. A seguidas dijo que “Los datos muestran que no hay desplazamiento”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *