Hoy es Pentecostés, Solemnidad del Espíritu Santo y nacimiento de la Iglesia

Por: Redacción, www.aciprensa.com

Hoy se celebra la Solemnidad de Pentecostés, que conmemora la Venida del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles, cincuenta días después de la Resurrección de Jesucristo.

El capítulo dos del libro de los Hechos de los Apóstoles describe que “de repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo”.

Para entonces el Papa Juan Pablo II, hoy San Juan Pablo II, al reflexionar sobre este acontecimiento en su encíclica “Dominum et Vivificantem” señaló que “el Concilio Vaticano II habla del nacimiento de la Iglesia el día de Pentecostés. Tal acontecimiento constituye la manifestación definitiva de lo que se había realizado en el mismo Cenáculo el domingo de Pascua”.

Cristo resucitado vino y ‘trajo’ a los apóstoles el Espíritu Santo. Se lo dio diciendo: ‘Recibid el Espíritu Santo’. Lo que había sucedido entonces en el interior del Cenáculo, ‘estando las puertas cerradas’, más tarde, el día de Pentecostés es manifestado también al exterior, ante los hombres”.

Posteriormente, el Papa de la familia cita el documento conciliar “Lumen Gentium”, en el que se resalta que “el Espíritu habita en la Iglesia y en el corazón de los fieles como en un templo (cf. 1 Co 3,16; 6,19), y en ellos ora y da testimonio de su adopción como hijos (cf. Ga 4,6; Rm 8,15-16 y 26). Guía la Iglesia a toda la verdad (cf. Jn 16, 13), la unifica en comunión y ministerio, la provee y gobierna con diversos dones jerárquicos y carismáticos y la embellece con sus frutos (cf. Ef 4,11-12; 1 Co 12,4; Ga 5,22)”.

Adicionalmente, debemos incluir, a propósito de celebrarse la Solemnidad de Pentecostés y como una reflexión sobre lo que acontece en el mundo actualmente, el mensaje que fue colgado en la cuenta de Twitter del Papa Francisco, que dice: “De las grandes pruebas de la humanidad, y entre ellas de la #pandemia, se sale o mejores o peores. No se sale iguales. Y es por eso que hoy nos abrimos al Espíritu Santo, para que sea Él quien nos cambie el corazón y nos ayude a salir mejores”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *