Todo ha cambiado, tengamos Fe y Esperanza

Por: José Delance

Paterson, NJ.-Hoy entendí, que mantenernos encerrados y aislarnos de nuestros seres queridos, de nuestra gente, de nuestro entorno; alejados de los que nos importan y desconectados de lo que nos apasiona, nos hace más vulnerables a los embates sobre cualesquiera que sean las situaciones que se nos presenten. Sólo es cuestión de cuidarnos y protegernos, entender que todo ha cambiado.

Como el llamado Nuevo Orden Mundial está fundamentado en la unificación de los criterios y las gobernanzas en el marco de la universalidad, generalidad o globalización, la creación de un Plan de colectivización que persigue acciones burocráticas, de manera tal, que los sectores arraigados en una visión elitista y de índole plutocrática serán los que controlarán el mundo bajo la instauración de un gobierno único; nos indica que debemos actuar ya sin reservas ni temores o vamos a claudicar.

No podemos esperar que en este nuevo período de la historia permitamos que otros vengan a nuestros hogares a decirnos que, como y cuando comer, sin que alguna fuerza nos impulse. Es cierto que si no estamos prestos a realizar los ajustes que ameritan los cambios del momento, entonces tenemos que permitir, cual actitud esclavista, que el cambio nos cambie, pero esta drasticidad cambiaria que emana en este tiempo nos hace vislumbrar que las decisiones políticas ideológicas persiguen un equilibrio en el manejo de los poderes.

Las cuestiones que se confabulan con el devenir de lo que acontece y lo que aún nos espera, Dios nos libre, proteja y salvaguarde; no está sujeto a que se tenga presente la existencia de una amenaza económica desde o hacia una u otra Nación, lo que está en juego es el real momento que vivimos. El mundo ha cambiado por una calamidad, sea que ésta fuera creada, inventada, propiciada, enarbolada, fecundada, cultivada o industrializada; lo cierto es que hoy vivimos una cambiante versión.

Algo que no desearía es, ver las acusaciones entre los que están involucrados directa e indirectamente con esta calamidad en perjuicio de los que nada hemos tenido que ver con lo acontecido, que se quieran encontrar culpables sin el mero hecho de una exhaustiva investigación ó un chivo expiatorio para desviar la atención del verdadero malhechor, al cual Dios juzgará y con creces cobrará.

Todo está bien claro, tan claro como el agua cristalina, no como cuando va a amanecer, porque es obvio que nuestras vidas son nuestras, salvo el adeudo a Dios. De aquí que, amparados en la Fe y la Esperanza, confiados en que todo obra para bien, debemos entender que será cuando todo termine y haya pasado la tormenta; entonces volverá la calma. Espero se nos brinde la oportunidad para que seamos mejores y que al fin volvamos a ser lo que realmente somos.

 

4 comentarios en “Todo ha cambiado, tengamos Fe y Esperanza

  • el 25 mayo 2020 a las 12:40 AM
    Permalink

    Excelente y muy atinado el comentario.!
    Es cuestión de usar el sentido común y sobre todo, el de reforzar lo más que podamos nuestro sistema inmune.

    Por el otro lado, tomar una decisión de quedarse con el grupo de los que lloran o de los están vendiendo los pañuelos.

    Respuesta
  • el 25 mayo 2020 a las 12:40 PM
    Permalink

    Excelente reflexión.
    Me gustó el enfoque sobre el nuevo orden mundial.

    Respuesta
  • el 25 mayo 2020 a las 1:48 PM
    Permalink

    Saludos hermano y colega, Jose Delance.
    Exelente análisis y reflexión sobre lo que estamos enfrentando actualmente.
    La pandemia, provocada o no, con resultados devastadores hasta el momento,nos envía un claro mensaje de amor y unidad y sobretodo de acercamiento a nuestro Padre Celestial, como apunta de manera categórica, nuestro hermano Periodista y Locutor José Delance

    Respuesta
  • el 25 mayo 2020 a las 4:08 PM
    Permalink

    Excelente artículo hermano Delance, donde con profundidad y maestría periodística, desnuda las fuerzas oscuras que se mueven detrás de la supuesta pandemia.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *