Andrew Cuomo enfrenta acusaciones sobre conducta sexual

Por: Jose Delance

Paterson, NJ.-Después de haberse manejado con toda gallardía y luego de haber hecho los más grandes e ingentes esfuerzos, el tenaz sacrificio, dedicación y ardua labor durante la pandemia del coronavirus, el gobernador de la ciudad de Nueva York, Andrew Cuomo, se enfrenta a una mayor y complicada batalla sobre conducta sexual inapropiada debido a las acusaciones en su contra.

Esta fuerte lucha en la que Cuomo podría ser obligado a testificar en una investigación de acoso sexual, se basa principalmente en dos mujeres que le acusan de haberles acosado con insinuaciones de índole incorrecta sobre un comportamiento improcedente, el cual fue interpretado por las damas como una manera de hacerles proposiciones que no se corresponden con acciones adecuadas.

En ese sentido, un equipo de investigadores externos comienza a examinar las acusaciones de acoso sexual presentadas contra el gobernador Cuomo, pero su alcance puede ser mucho más amplio de lo que ha sido anticipado desde un principio, debido a que Letitia James, Fiscal General del Estado de Nueva York, tiene el poder para contratarlo.

Este equipo tendrá poderes de citación de gran alcance para solicitar documentos y obligar a los testigos, incluido el gobernador, a testificar bajo juramento mediante una investigación independiente que puede analizar, no sólo las acusaciones de acoso sexual hechas por dos ex asistentes la semana pasada, sino también las posibles afirmaciones de otras mujeres.

En términos particulares, sobre las informaciones que hayan sido recabadas de dicha investigación, en definitiva, lo que probablemente podría estar ocurriendo dentro de unos cuantos meses, se requerirá que los investigadores presenten un informe final, cuyos resultados podrían ser políticamente devastadores para el gobernador Cuomo, si existen indicios de culpabilidad.

Algunos abogados, especialistas en la materia sobre casos relacionados de acoso sexual, han sido cautelosos al manifestar que, aunque no saben exactamente como se desarrollará dicha investigación, se está jugando con el que finalmente un informe lo declare culpable; lo cual buscaría presionar personalmente al gobernador y a su régimen, para que la Legislatura actúe.

Cuomo es un demócrata con tres períodos de mandato, el cual luego de haber emergido como un líder nacional al comienzo de la pandemia del coronavirus está atravesando uno de los períodos más precarios e inciertos de sus más de 10 años en el cargo, meses después de haberse perfilado como un potencial futuro candidato presidencial.

Además, el gobernador enfrenta una investigación federal sobre la decisión de su administración de retener datos sobre muertes en hogares de ancianos, un escándalo que ha llevado a pedidos de juicio político y ha impulsado a los legisladores estatales a considerar seriamente frenar los poderes de emergencia que le otorgaron al comienzo de la pandemia.

Para Cuomo esta investigación tiene su trasfondo, pero las acusaciones de acoso sexual representan una terrible mancha para su administración, debido a que estas podrían ser aún más dañinas para el gobernador, debido a que ha sido un abanderado en promover las protecciones para las mujeres en el lugar de trabajo.

Las acusaciones que han sido dadas a conocer son las de Lindsey Boylan, quien solía trabajar para su administración. Ella ha detallado una serie de encuentros inquietantes que dijo haber tenido con el gobernador Cuomo, incluido un caso en el que él le dio un beso en los labios que no fue solicitado y sin habérselo concedido.

Otro caso es el publicado por The New York Times, se trata de Charlotte Bennett, una ex empleada de 25 años en la oficina del gobernador quien lo acusó de hacer preguntas invasivas, incluso si era monógama y tenía relaciones sexuales con hombres mayores. Ella interpretó los comentarios como avances sexuales.

Este lunes, se dio a conocer el caso de una tercera mujer, Anna Ruch, la cual se adelantó y dijo que estaba “confundida, conmocionada y avergonzada” al momento en que el Sr. Cuomo pidió besarla en la recepción de una boda. Sin embargo, a medida que los investigadores corroboran estos detalles, la investigación podría extenderse mucho más para incluir otras denuncias de acoso sexual que podrían surgir durante la investigación.

Estas acusaciones han sido negadas por el Sr. Cuomo, quien emitió una declaración en la que negó haber hecho proposiciones o tocar a alguien de manera inapropiada y en ese mismo orden se ha disculpado por los comentarios en el lugar de trabajo diciendo que “se han malinterpretado como un coqueteo no deseado”.

Debemos indicar que los investigadores finalmente producirán un informe público, que seguramente incluirá un resumen y análisis de sus hallazgos y además, posiblemente, hasta recomendaciones. Los expertos han dicho que la investigación civil podría analizar si Cuomo violó las leyes de derechos humanos del estado y el Título VII de la Ley de Derechos Civiles, una ley federal que protege contra el acoso debido al sexo de una persona.

Dentro de este aspecto existe un matiz político, pues aunque el gobernador respaldó la candidatura de James para fiscal general en 2018, se ha estado rumorando que ella es una candidata potencial para desafiar a Cuomo en las primarias del próximo año, cuando él estaría listo para su reelección hacia un cuarto período consecutivo. En tal sentido, sería de rigor hacer algunas ponderaciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *