Yo apoyo a Cuomo

Por: Ana Pereyra, comentarios35@hotmail.com

Quizás sea una voz en el desierto, pero yo apoyo a Andrew Cuomo

No le conozco, ni siquiera lo he visto de lejos, solo por tv y periódicos, pero sí conozco a la mujer, porque lo soy, y aunque entre bomberos no se debe pisar la manguera, aquí me la piso.

Que me perdonen si quieren, me dan igual las organizaciones que apoyan el sexo débil, que de débil no tenemos nada… Pero cuando queremos joder, jodemos…

Me basta con conocer a la mujer, cuando nos gusta un hombre, le aceptamos, no solo galanterías, desprecios, vejaciones e insinuaciones; pero cuando no es de nuestro agrado el tipo, no le aceptamos ni una galantería.

Todo cuanto haga el mortal para agradarnos nos da una especie de nauseabunda, sin embargo, si es el caso contrario, nos reímos hasta del peor chiste que haga.

Hasta ahora no he escuchado que ninguna de las que acusan al ‘gobernador’ ha dicho que él se la llevó a la cama, aunque imagino que muchas quisieran tener en su cama a ese ‘tipazo’, yo no lo niego, tan Altote, medio oso, con sus atractivos y masculinidad que lo hace interesante, aunque debo aclarar que no es mi tipo de hombre.

Pero vayamos al asunto y no a mis gustos, como decía, nadie lo ha acusado de tener sexo, solo son insinuaciones ‘de manos muertas’, toques de barbillas, en fin, puras pendejadas.

Él parece latino, se ve hasta cariñosito’, muy efusivo, expresivo, de esas personas que hablan con las manos, quizás esa forma de ser es que se ha confundido, porque para que un hombre le ‘meta la mano’ por debajo de la falta a una mujer, debe haber un consentimiento previo, una conversación, insinuación, una aceptación, porque no somos locos, y en eso, en Estados Unidos los hombres se cuidan mucho, aun los que vienen de otros países con cierto tigueraje, no piensen igual.

No sé cuál será el motivo, pero quieren ‘joderle’ la carrera política y de liderazgo al ‘gobernador’, porque tiene la cara de presidente, a decir verdad, no veo otra motivación. Cuando una de las mujeres que lo acusa diga con pruebas que se ‘acostó’ con él en contra de ‘su voluntad’, entonces hablamos.

Porque para nosotras las mujeres, antes de llegar a la cama con un hombre, debe haber pasado un proceso íntimo de abrazos, besos y caricias, que enciendan las emociones gustativas de nuestro cuerpo, como diría un amigo sexólogo.

*La autora es periodista, productora y presentadora del programa “En DirectoTV”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *