Distrito Escolar asigna policías a Escuela Kilpatrick de Paterson

Paterson, NJ.- Para mantener un mejor control de las áreas ubicadas en los alrededores de las Escuelas de la Ciudad, el Distrito Escolar de Paterson asigna policías para ofrecer servicios fuera de la Escuela Edward W. Kilpatrick, con el objetivo de hacer un pare a la ola de drogadictos y prostitutas que se encuentran rondando en las cercanías del establecimiento educativo.

Es importante que el Distrito Escolar de la Ciudad haya asignado un oficial de policía en la parte de afuera de esta escuela, debido a que con esto se le está dando respuesta a las quejas de los padres sobre los drogadictos, prostitutas y vagabundos que circundan por esta escuela primaria.

Se dice que la experiencia de algunos padres que han tenido que lidiar con estos drogadictos y con  las prostitutas que se encuentran en los alrededores del lugar, mientras llevaban a sus hijos a dicha escuela, que se han visto precisados a poner sus quejas ante el Distrito Educativo y al parecer las atenciones se están sintiendo con esta medida tomada.

Las quejas externadas por los padres que han sido vividas cuando van a llevar a sus hijos a la referida escuela, tiene sus repercusiones en el comportamiento de la situación presentada y no puede continuar su curso. A estas personas no les importa que estén en las cercanías de un centro educativo y en frente de una iglesia para manipular las drogas, no tienen escrúpulos al caminar por las calles y ver el panorama en este lugar.

Esta situación no ha encontrado un aliado en la policía de la ciudad, a pesar de que se les llama en horas en que se llevan o se recogen a los niños para que controlen el lugar. Es algo frustrante para los padres y los residentes del área, ya que los niños les preguntan sobre las prostitutas y los drogadictos que se encuentran en el lugar; refiriéndose a lo que están haciendo afuera.

En la Escuela Kilpatrick se encuentran aproximadamente 450 estudiantes en pertenecientes a los grados inferiores, los cuales se educan en los niveles que van desde Pre-k a cuarto grado, según puede encontrarse en los registros estatales.

Poner el control y regular el área es de gran interés para el Distrito Escolar, puesto que los niños miran por las ventanas desde el segundo y tercer piso. “Ellos los ven alineados, inclusive cuando salen a almorzar, todos ellos están en el callejón detrás de la biblioteca. No hay respeto por la escuela”, manifestó Logan Roberts, un maestro de dicha Escuela; refiriéndose a los adictos y las trabajadoras sexuales.

Con la medida tomada por el Distrito, el oficial que está de servicio en las afueras del plantel, estará allí por la duración del día escolar. James Smith, jefe de seguridad de las Escuelas Públicas de Paterson, dijo que el oficial estará allí durante 30 días. Esto podrá calmar por el momento las acciones de estos desaprensivos, dañinos y antisociales; de maneras que esperamos sea por un tiempo de prueba y que luego se pueda convertir en algo permanente.

Debemos entender que las condiciones en las que los drogadictos y vagabundos se comportan en la actualidad, es una forma muy diferentes a los tiempos de antaño y la situación debe ser enfrentada de una manera decidida para evitar males perores. Con acciones de esta naturaleza la educación en esta ciudad se fortalece. Paterson crece con medidas positivas como esta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *